Guía Gastronómica y Plataforma Multimedia de Comunicación Canaria.
Estás en: Noticias.
17-09-2013

El consumo de refrescos baja, pero aún representa un 2’3% del presupuesto para alimentación.


El consumo de refrescos baja, pero aún representa un 2’3% del presupuesto para alimentación. Recordemos que recientemente conocíamos los datos del Panel de Consumo en relación al pan, siendo un alimento básico y nutritivo, el presupuesto destinado a su compra es de sólo un poco más del doble, el 5’75%.

No ser los primeros, en muchos casos es una buena noticia, es más, estamos muy lejos del país que encabeza el ranking de consumo de refrescos en todo el mundo, México. Supera incluso a Estados Unidos con un 40%. Os lo comentábamos en el postImpuesto de los refrescos en México, este país consume una media de 163’3 litros de refrescos por persona y año. Ahora conocemos las cifras del consumo de refrescos que se realiza en España, y ésta es de 41’68 litros por persona y año, según los datos recogidos durante el periodo de junio de 2012 a julio de 2013.

Al menos son datos más recientes que los que el MAGRAMA nos proporcionaba sobre el aumento del consumo de pan y de dulces envasados (comprendía el periodo de mayo de 2012 a abril de 2013, y fueron datos proporcionados a mediados de agosto). Pero no deja de sorprender uno de los titulares que desprenden de los datos del Panel de Consumo, en el último año se ha reducido el consumo de refrescos en un 2’1%, pero las ventas han aumentado en los últimos diez años un 44’5%. Es como cuando nos anuncian a bombo y platillo que va a bajar la factura de la luz un 1% cuando en el último año ha subido un 10% (en este caso las cifras no son reales).

Recordemos datos del consumo de pan y de los dulces comentados anteriormente: El presupuesto medio dedicado al pan supone el 5’75% del gasto en la cesta de la compra y el de los dulces envasados el 4’30%. Sólo un 1’45% de diferencia cuando el pan es un alimento básico y saludable, mientras que la bollería industrial es uno de los responsables del abuso de consumo de azúcares y grasas, y sus respectivas consecuencias.

¿Cuánto creéis que se gasta en refrescos en los hogares españoles?, pues la cifra también ha disminuido, igual que el consumo, se gasta casi la mitad que en dulces envasados, el 2’3% del presupuesto para alimentación se destina a las bebidas refrescantes(la reducción de este último año se cifra en un 1’5% pero parece ser que no es sólo por la reducción de consumo, sino por la estabilización de su precio medio.

El Panel de Consumo Alimentario de los hogares en relación a las bebidas refrescantes aporta más detalles, como los tipos de bebidas que más se consumen, y seguro que conocéis la respuesta, lidera la lista el refresco de cola, y concretamente la variedad normal, ésta es la preferencia del 53’4% de los consumidores de refrescos de cola. La segunda más consumida es la baja en calorías (ha aumentado el consumo de esta variedad en un 2%), le sigue la cola sin cafeína y finalmente la cola light sin cafeína, pero ésta también ha experimentado un crecimiento de consumo, lo que demuestra el interés, aunque pequeño, de reducir el consumo de azúcares y de cafeína.

Otro dato que puede sorprender es el perfil del consumidor intensivo de refrescos de cola, hogares monoparentales o con hijos, clases acomodadas y con edades de entre 35 y 49 años, principalmente de ciudades medianas de Andalucía, Castilla La Mancha, Murcia y Madrid (es donde más se consume, y La Rioja y País Vasco es donde menos se consume, algo tendrá que ver que tienen más cultura del vino).

Después de los refrescos de cola están los refrescos con sabores cítricos, siendo el de naranja el preferido, con un 14’4% y el de limón el menos consumido, sólo por un 6’7%. El resto de bebidas refrescantes contempladas en el Panel de Consumo son tónicas, bebidas isotónicas, té, café…

Podéis conocer más detalles del consumo de refrescos en España a través de este enlace (Pdf), y de paso, valorar cuál es vuestro consumo y si es necesario apreciar más la hidratación con agua.