Guía Gastronómica y Plataforma Multimedia de Comunicación Canaria.
Estás en: Noticias.
21-02-2014

Marqués de Cáceres invertirá cuatro millones en una bodega de Rueda.

El nuevo edificio de la firma riojana tendrá 3.500 metros cuadrados y se construirá en Serrada, en Valladolid.

El municipio vallisoletano de Serrada albergará la primera bodega que la empresa riojana Marqués de Cáceres pondrá en marcha en la Denominación de Origen Rueda, confirmó su alcalde, José Antonio Alonso Gago, y que publicaba ayer 'El Norte de Castilla'.

Según la memoria descriptiva registrada en el Ayuntamiento de Serrada, Marqués de Cáceres invertirá más de 4 millones de euros en levantar una bodega con un edificio principal de 3.500 metros con todos los servicios de producción y oficinas en una parcela situada en el pago El Pinar, en las inmediaciones de la carretera que une la localidad con Tordesillas. La construcción se iniciará en abril, de manera que se pueda acoger la próxima vendimia 2014, aseguró, en este caso, la misma empresa riojana a este diario.

La firma adquirió hace un tiempo un total de 100 hectáreas de viñedos de uva verdeja a un particular vallisoletano, que se vienen a unir a otras adquiridas en La Seca, con lo que la bodega riojana dispone de un total de 125 hectáreas.

Como la intención de Marqués de Cáceres es que la bodega esté en marcha para la próxima vendimia, las primeras botellas de blanco de esta marca podrían estar para el próximo octubre, recoge El Norte de Castilla.

Con la incorporación de Marqués de Cáceres, la localidad de Serrada tendrá en su haber un total de cuatro bodegas de renombre. Por el momento se desconoce tanto la producción que tendría la nueva bodega como los puestos de trabajo que generará.

Objetivos, en cuatro años

Desde Marqués de Cáceres se confirmó que, efectivamente, esta bodega familiar inicia un nuevo proyecto en Rueda «que se concibe como una extensión de sus actividades de Rioja». Y añadió que, «apostando por asegurar la mejor materia prima para sus elaboraciones, Marqués de Cáceres adquirió 125 hectáreas de viñedo repartidos entre los pueblos de La Seca y Serrada».

Con esa producción, la firma busca completar su actual gama de vinos blancos que cuenta con tres vinos de Rioja de calidad singular - el Marqués de Cáceres blanco joven, el Antea blanco fermentado en sus lías y el Satinela de alegre toque semi-dulce, así como un albariño de Rías Baíxas, el Deusa Nai.

Ahora el objetivo es ofrecer un blanco de verdejo de calidad que cumpla con el prestigio de la marca, añadió esta empresa. «Se trata de una producción limitada que se ofrecerá a un segmento de mercado medio-alto con una distribución exclusiva».

La obra empezará en abril con la vista puesta en la próxima vendimia, se indicó también desde Marqués de Cáceres, donde aseguraron que «este proyecto se inscribe en un planteamiento de largo plazo en el cual el carácter de las variedades locales y la profesionalidad del equipo de la bodega serán los protagonistas. La previsión es alcanzar los objetivos en un plazo de 4 años».