Guía Gastronómica y Plataforma Multimedia de Comunicación Canaria.
Estás en: Noticias.
12-02-2014

Se añade a la relación de cerca de 1.200 alimentos de calidad amparados por las leyes comunitarias

La CE incluye el "gofio" en la lista de productos con denominación de origen protegida

Con esta normativa se evitan la competencia desleal y posibles fraudes

La Comisión Europea (CE) decidió este lunes 10 incluir el "gofio canario" en la lista de productos con denominación de origen protegida (DOP) en la Unión Europea.

  • El plátano de Canarias, las papas antiguas y la miel de Tenerife disfrutan también de este reconocimiento

  • El "gofio canario" es más europeo. "Por fin llegó la cosecha, hermano", decía la canción tradicional, y por fin la siembra y trabajo de los productores de gofio y entidades como el ICCA han dado sus frutos, el merecido reconocimiento europeo al "gofio canario". La Comisión Europea (CE) decidió este lunes 10 incluir el "gofio canario" en la lista de productos con denominación de origen protegida (DOP) en la Unión Europea.

    El "gofio canario" es "un alimento tradicional que consiste en una harina de cereales tostados cuyo origen se remonta a los habitantes originarios del archipiélago canario", explicó la CE.

    La denominación se añade a la relación de cerca de 1.200 alimentos de calidad amparados por las leyes comunitarias sobre DOP, indicaciones geográficas protegidas (IGP) o especialidades tradicionales.

    Este reconocimiento, del que ya disfrutan el plátano de Canarias, las papas antiguas y la miel de Tenerife (en estos dos últimos casos bajo la figura de una Denominación de Origen), supone que este producto cuente con un sello de calidad nacional y la protección europea definitiva.

    El distintivo, solicitado por los productores de gofio de las islas y tramitado por el Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA) -organismo autónomo dependiente de la Consejería de Agricultura-, supone que sólo la producción isleña obtenida bajo los controles y certificación requeridos podrá comercializarse aludiendo al archipiélago, evitando así la competencia desleal y posibles fraudes.

    Además, permite ofrecer al consumidor un producto con un origen y calidad diferencial certificados, y sobre todo, crear una marca colectiva que vincula la imagen del producto al territorio.

    La Indicación Geográfica Protegida (IGP) y la Denominación de Origen Protegida (DOP), constituyen figuras de protección que hacen referencia a una región, un lugar determinado o, en casos excepcionales, a un país, que sirven para designar un producto agrario o alimenticio. Ello permite que las marcas distinguidas pasen a tener reconocimiento comunitario y, por tanto, puedan beneficiarse de la protección y acciones que tiene prevista la normativa comunitaria para alimentos de calidad diferenciada.