Guía Gastronómica y Plataforma Multimedia de Comunicación Canaria.
Estás en: Noticias.
10-02-2014

elBulli1846, mucho más que un museo.


“No es un museo. Y, además, no tiene un duro público”. Ferran Adrià, este viernes, frente a los medios de comunicación en estado puro. Dispuesto a demostrar que si vuelve de hecho nunca se ha ido— es para hacerlo a lo grande. Y lo grande, que no es cosa de uno o dos años aclaró sino de “perdurar siglos”, es un espacio de creatividad llamado elBulli1846 —en referencia al número de platos que se crearon en el restaurante—.

Con una inversión privada inicial de nueve millones de euros y 18 meses de obras, elBulli1846, centro de investigación y formación en cocina de vanguardia, se pondrá en marcha en 2016 con un equipo de 30 personas. Un centro bajo el paraguas de elBullifoundation, que Adrià ya ha anunciado que donará íntegramente a la Generalitat. Antes será necesario que el Parlament de Cataluña apruebe una ley —previsiblemente en primavera— que se ha redactado a medida para que este espacio resurja en los terrenos del antiguo Bulli, en Cala Montjoi, en el parque natural del Cap de Creus. Además de centro creativo, en el que el visitante podrá ver el trabajo en directo de autores de distintas disciplinas, elBulli1846 ofrecerá cenas 20 días al año, el 50% de las plazas serán gratuitas y se podrán obtener través de sorteo. El objetivo, dicen, es seguir innovando y mantener el legado del restaurante que cerró sus puertas en 2011.

"La Generalitat está decidida a disponer de lo que sea necesario. Este es un proyecto trascendente para el conjunto del planeta", aseguró el consejero de Territorio de la Generalitat, Santi Vila, en la presentación en Barcelona de la maqueta. Adrià añadió: "Queremos ser 100% transparentes, que todos sepan lo que vamos a hacer", en referencia a las críticas suscitadas por las modificaciones normativas que conlleva construir en el parque natural de Cap de Creus. Eran necesarios, según ha reconocido el departamento de Territorio, trámites largos y complejos de modificación del planeamiento urbanístico, territorial y ambiental. Y para evitar esperas, se ha impulsado este proyecto de ley que declara elBulli1846 como una actuación de interés público de primer orden. El proyecto prevé la reforma y la rehabilitación del antiguo restaurante, juntamente con la construcción del nuevo equipamiento. De los 1.116 metros cuadrados existentes se rehabilitarán 896, se derribarán 219 y se construirán 3.466 de obra nueva. Su arquitecto, Enric Ruiz Geli, subrayó que parte de las nuevas instalaciones serán soterradas y que el edificio será un ejemplo en domótica: “La arquitectura que hacemos es sostenible y sale del mundo de la ciencia. Queremos reactivar el parque natural. El proyecto incorpora pabellones efímeros”.

“Puede ser muy interesante para el país, pero la dimensión es demasiado”, se lamentó este viernes Bárbara Schmitt, portavoz de Salvem l´Empordà, organización ecologista que envió una carta a todos los parlamentarios en las que les exponían su preocupación por el impacto urbanístico y ambiental de elBulli1846 en el parque natural del Cap de Creus, informa David García. Schmitt, que declinó la invitación de Territorio para asistir a la presentación de la obra, dice que los ecologistas no rechazan de plano el proyecto, sino su ubicación: “Se lo podrían llevar a otro sitio de Roses y no levantarlo en el parque natural”.

"Quiero que desde Noruega a Túnez vengan a ver cómo hemos logrado integrar el parque natural. Las visitas se concertarán por Internet. Quiero que haya como mucho 150 personas a la vez visitando el espacio. No hagamos un drama pensando en decenas de autobuses", exclamó el cocinero catalán. Adrià ha reconocido que ha recibido ofertas de otros países como Qatar y Singapur. De hecho, lleva más de un año viajando y mostrando esta iniciativa que ha contado en su redacción con la ayuda de las escuelas de negocio más importantes del mundo, como Harvard, IESE y ESADE. En el MIT, por ejemplo, le ayudaron a detallar el funcionamiento de la fundación. elBulli1846 necesitará de un presupuesto anual de 1,5 millones de euros. “Si no llega, añadiremos lo que falta nosotros”, afirmó. El recorrido, de unas dos horas, permitirá interactuar con los cocineros y entender la historia de la cocina de vanguardia. El centro, que abrirá ocho meses al año, es uno de los pilares de elBulliFoundation, que en mayo presentará también la Bullipedia, la enciclopedia de cocina que se lanzará en la web. Adrià remató su exposición frente a la maqueta de lo que será su nueva casa: “Siempre dije que cerrábamos el restaurante para no cerrar. El Bulli solo podía volver si era para hacer algo increíble”.