Guía Gastronómica y Plataforma Multimedia de Comunicación Canaria.
Estás en: Noticias.
13-01-2014

Febrero y mayo: temporada de pesca abierta del atún rojo para los pescadores canarios.


Los pescadores del Archipiélago podrán efectuar capturas de atún rojo entre los meses de febrero y mayo. Ésta ha sido una de las demandas planteadas por el Ejecutivo regional, aprobada en la reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), que se celebró en Ciudad del Cabo el pasado noviembre.

En este sentido, tras las históricas demandas, el ICCAT accedió a realizar una modificación en las temporadas de la pesca de cebo vivo en el Atlántico, lo que permitirá adaptar las normas internas a las temporadas de pesca tradicionales de atún rojo en Canarias, entre los meses de febrero y mayo.

Asimismo, la obtención de esta veda diferenciada para Canarias o temporada de pesca abierta, permitirá la inclusión de la flota canaria en un grupo específico en el censo de flotas autorizadas, permitiendo además excluirla del grupo de flotas a las que se asigna la captura accesoria de la especie, cuestión que corresponde llevar a cabo por parte del Ministerio de Agricultura como competente en la regulación de esta pesquería.

Paralelamente, el Gobierno de Canarias ha solicitado en la reunión preparatoria del ICCAT, una mayor objetividad respecto a la asignación de cuota de atún rojo a la flota canaria para la próxima campaña teniendo en cuenta los criterios de distribución de las posibilidades de pesca establecidos por la Ley de Pesca Marítima del Estado, y que la normativa del Estado reguladora de la pesquería del atún rojo en el Atlántico Oriental y Mediterráneo se publique con anterioridad al comienzo de la campaña en Canarias, en el mes de enero, a fin de poder conocer y difundir su contenido entre el sector pesquero canario antes del comienzo y finalización del ejercicio de la pesca del atún rojo en este caladero, en garantía de la igualdad en los derechos y obligaciones del sector pesquero canario respecto al del resto del Estado.

Estas cuestiones se han solicitado de manera reiterada en todas y cada unas de las reuniones preparatorias celebradas entre el Ministerio, sector y Comunidades Autónomas desde el año 2008, previamente a la celebración anual de la reunión de ICCAT.

En aplicación de los criterios de reparto de esta Comisión para el año 2012, y una vez detraídas 100 toneladas reservadas a Argelia para el restablecimiento de una asignación histórica, Españadispuso de unas 93 toneladas adicionales respecto de las previstas para 2012, de las cuales mediante la Resolución de la Secretaria General de Pesca reguladora de la campaña 2013, se asignaron 29 Tn. adicionales correspondientes al fondo de maniobra, elevándose la cuota para los pescadores canarios hasta las 58 Tn.

No obstante, las capturas de Canarias, de conformidad con los datos que figuran en las estadísticas de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (ICCAT), representarían el 9,58% del total de capturas de atún rojo de España entre 1965 y 2007, por lo que se entiende que el factor de mayor incidencia (60%) aplicado para el reparto de la cuota, las capturas históricas, no guarda relación directa con la cuota reservada por la Secretaría General de Pesca para la flota canaria, insistiéndose de cara a la campaña 2014, tanto por parte del sector como del Gobierno regional, que la cuota se ajuste a los criterios de reparto de posibilidades de pesca del artículo 27 de la Ley 3/2001, de 26 de marzo, de Pesca marítima del Estado.

El trabajo realizado por parte del Ejecutivo autonómico reivindicando ante el Ministerio las demandas planteadas por el sector, ha llevado a que se hayan incrementado los puertos autorizados para la descarga de atún rojo en las islas, pasando de los 4 existentes en las campañas de 2008 a 2011, a once en la del pasado año, y trece en la campaña actual.

Demandas del sector canario

La regulación de la pesquería del atún rojo (en realidad, el Plan de recuperación de esta especie, cuyo nombre científico es Thunnus Thynnus) se fundamenta en las decisiones que, para su conservación, adopta la Comisión Internacional para la Conservación del Atún del Atlántico (ICCAT).

Las recomendaciones de este organismo han ido siendo traspuestas a la normativa de la Unión Europea, una de sus integrantes, mediante distintos Reglamentos comunitarios, en los que se fijan las cuotas de captura asignadas a los distintos Estados Miembros y se les insta a elaborar un plan de pesca anual propio.

Desde el año 2008, el plan nacional de recuperación de España se ha ido fijando en Órdenes del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el desarrollo de éstas, mediante Resoluciones de su Secretaria General de Pesca.

Desde el inicio de la aplicación del Plan de recuperación por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente los pescadores canarios, con el apoyo del Gobierno de Canarias, han reivindicado fundamentalmente las siguientes cuestiones:

  • Incremento de la cuota asignada a Canarias y que ésta se ajustase de forma real a los criterios de reparto del artículo 27 de la Ley de Pesca Marítima del Estado y que debería situarse en torno al 9% de la cuota asignada al Estado Español y no en el 1,21% que recoge la regulación actual.
  • Inclusión de la flota canaria en un grupo específico en el censo de "flotas autorizadas", debiendo además excluirla del grupo de flotas a las que se asigna la "captura accesoria" de la especie.
  • Ampliación del número de puertos canarios autorizados para la descarga de la especie.
  • Obtención de una veda diferenciada para Canarias, que se fije entre los meses de junio y diciembre, de tal manera que permita la captura de la especie en las épocas de paso de ésta por las aguas cercanas al Archipiélago entre los meses de enero y mayo.
  • Que la normativa del Estado, reguladora de la pesquería del atún rojo en el Atlántico Oriental y Mediterráneo, se publique con anterioridad al comienzo de la campaña en Canarias, como muy tarde en el mes de enero, a fin de poder conocer y difundir su contenido entre el sector pesquero canario antes del comienzo y finalización del ejercicio de la pesca del atún rojo en este caladero, en garantía de la igualdad en los derechos y obligaciones del sector pesquero canario respecto al del resto del Estado.